jueves, 25 de agosto de 2016

SETPIEMBRE .... Artículo del Dr. Julio Portillo

 

 

 

Septiembre

Julio Portillo

Enrique Aristeguieta Gramcko, Miembro de la Junta Patriótica que en 1957 derrocó la dictadura de Pérez Jiménez en Venezuela, en entrevista reciente ha dicho una gran verdad. Ante la pregunta ¿Por qué no se ha podido con este régimen ruinoso? Su respuesta fue: "porque no se le ha combatido como una dictadura". Cuánto ha costado que la oposición venezolana calificara el chavismo como una dictadura.

Se ha pretendido calzar los patrones de las dictaduras del siglo XX al modo de los regímenes autoritarios de ahora. No es lo mismo. Hemos tenido que esperar al Secretario General de la OEA, Luís Almagro, para llamar al gobierno de Maduro "régimen". Yo insinué en mis artículos anteriores hablar del Nicolato, recordando las arbitrariedades del Monagato en el siglo XIX.

Estamos llegando al llegadero. Septiembre se presenta como imponderable. Desde 1820 con los ciclos que sacudieron a Europa después de las guerras napoleónicas, se trata de un mes que se las trae. En 1868 con "La septembrina" destronaron a Isabel II en España. En Argentina en 1930 y 1955 cayeron los gobiernos de Hipólito Irigoyen y Juan Domingo Perón. En Burkina Faso, África, ocurrieron cosas terribles. Y en Chile el 11 de septiembre tumbaron al Presidente Salvador Allende.

El pueblo venezolano se está convocando para una gran jornada el 1 de septiembre, que aunque tiene una marcha en Caracas, movilizará al país contra la dictadura de Nicolás Maduro y su generalato. El objetivo es solicitar el referéndum revocatorio y decirle al mundo que este país en una ruina, con la mayor inflación en el mundo, el más inseguro, con hambruna, en manos de un gobierno forajido y con la mayor corrupción del planeta. Un contumaz fracaso gubernamental.

No se cansan de preguntarse líderes mundiales cómo ha sido posible que un país tan rico, con una estupenda población, haya llegado a la situación actual. La respuesta la podrían dar los hermanos Castro, los gobernantes parásitos Evo Morales, Daniel Ortega y Rafael Correa, los Kirchner, el narcotráfico, el Foro de Sao Paulo, o echar mano de seudo ideologías como el socialismo del siglo XXI.

Maduro ha designado en tres años de gobierno 88 ministros, entre ellos cinco de economía, cinco en alimentación y salud. Ha hablado por televisión desde abril del 2014 ochocientas cincuenta horas, ha anunciado 122 medidas. En sus peroratas le ha echado la culpa de su fracaso 77% a la guerra económica, 61% a la caída de los precios del petróleo, 54% a los Estados Unidos. Y por último en su agonía le ha entregado el problema alimenticio a la camarilla militar que lo rodea. Padece inopia crónica.

Tiene en las cárceles más de doscientos presos políticos, suyos son los 43 muertos de las protestas del 2014. Hay más 1.500.000 venezolanos entre exiliados y emigrados. Y con todo esto amenaza convertir a Venezuela en los próximos días en una segunda Turquía. Hay una realidad en su contra: el hechizo del chavismo se ha desvanecido y lo sacará del poder el furor popular.


--

Actívate con Venezuela

Maracaibo, Estado Zulia

e-Mail: activate.con@gmail.com

4to aniversario Accidente Amuay

 

 

 

                                     

 

Imágenes integradas 1Imágenes integradas 2     Imágenes integradas 5 Imágenes integradas 6

 

A  4  AÑOS  DE  LA TRAGEDIA  DE  LA  REFINERÍA  AMUAY

Declaración del  Centro de Orientación en Energía (COENER),

 de la Sociedad Venezolana de Ingenieros de Petróleo (SVIP),

de la Asociación Civil Gente del Petróleo y del sindicato UNAPETROL

 

 

Al cumplirse el cuarto aniversario de uno de los más graves sucesos ocurridos en la industria petrolera venezolana, en el que, según la fuente oficial, perdieron la vida 42 personas, 150 resultaron heridas y 5 fueron registradas como desaparecidas, nuestras instituciones ratifican el pesar nacional y las palabras de solidaridad a los familiares de todos los fallecidos y heridos, así como también a aquellas personas cuyos bienes se vieron afectados por este desastre, al tiempo que manifiestan su preocupación por no obtener respuestas a las interrogantes básicas que surgieron desde el primer día de esta tragedia. Incluso, una petición de amparo a las víctimas directas e indirectas de la explosión  en la Refinería de Amuay, introducida por COENER ante el Tribunal Supremo de Justicia, trece días después de ocurrida la tragedia, aun espera por la debida respuesta de este organismo.

 

Ante la gravedad del evento y tal como fue oportunamente comunicado a la opinión pública,  en aquel momento se imponía que el Gobierno Nacional designara rápidamente  un Comité de Investigación independiente, integrado  por expertos Nacionales e Internacionales, en el cual el personal de la Refinería participara únicamente para prestar el soporte requerido para la recopilación de la información pertinente; el referido Comité debería, en un plazo perentorio, determinar las causas de esta lamentable tragedia, identificar los elementos necesarios para establecer las responsabilidades del caso y emitir sus recomendaciones para evitar la ocurrencia de otra fatalidad similar, acciones que no se ejecutaron en el momento preciso.

 

Dado que en Agosto de 2013 – a un año de ocurrida la tragedia- no se había  emitido un informe oficial del accidente por ningún organismo del Estado, COENER por iniciativa propia y con los elementos de información disponibles, presentó a la opinión pública los resultados de su  investigación  realizada por un equipo de técnicos y especialistas. Este documento se publicó el 25 de Agosto de 2013 en el blog de COENER http://coener2010.blogspot.com/.  En este Informe  se presentó el análisis del accidente; sus causas potenciales; su impacto de tipo material, económico y ambiental, para la corporación PDVSA y el país; las conclusiones que se derivan de la investigación; y un conjunto de recomendaciones orientadas a evitar la recurrencia de accidentes similares en la Industria Petrolera Nacional.

Posteriormente PDVSA realizó el lunes 09 de Septiembre 2013 una presentación sobre el accidente de la Refinería de Amuay, en la que concluyó que el mismo fue ocasionado por una acción de "sabotaje", afirmando que "se encontraron aflojados siete de ocho espárragos de la base de la bomba de olefinas P-2601 del Bloque 23", situación que atribuyeron a una "acción intencional de terceros interesados en provocar una catástrofe" y que prontamente se darían a conocer sus responsables.  Esta presentación mostró una serie de datos y eventos análogos a los indicados en los análisis e informe de COENER.

 

La información presentada por PDVSA, fue analizada por especialistas que integran el Centro de Orientación en Energía – COENER,  y objetivamente se llegó a la conclusión que el argumento del sabotaje no tenía sustento técnico alguno; por el contrario, este informe reforzaba la tesis que las causas de la fuga de gas, la secuencia de eventos previos a la explosión e incendio, y la lamentable ausencia de los sistemas de alarma, del accionar efectivo del sistema contra incendios y de la aplicación oportuna de adecuados procedimientos de evacuación, fueron consecuencia de serias deficiencias operacionales y de mantenimiento.

 

A pesar de los compromisos anunciados por el Ejecutivo Nacional y por la Fiscalía General de la República desde el mismo momento del evento, a la presente fecha PDVSA no ha publicado el Informe Definitivo ni ha vuelto a declarar sobre el tema, y los demás entes responsables de este asunto, que se comprometieron a publicar su respectivo informe y en el que debían haberse pronunciado formalmente, como es el caso del Ministerio Público, tampoco lo han hecho. Esto crea un grave vacío institucional sobre este evento sin que la sociedad venezolana tenga una respuesta clara, veraz y confiable sobre las causas de este accidente que se tradujo en la pérdida de invalorables vidas humanas y cuantiosos daños materiales al patrimonio de los venezolanos, particularmente a la comunidad de Paraguaná, en el estado Falcón. Lo más grave y preocupante es que no  se hayan presentado hasta ahora recomendaciones de lo que ha debido y debe hacerse para evitar que vuelvan a ocurrir tragedias de esta magnitud.

 

El lamentable accidente ocurrido en la Refinería de Amuay el 25 de Agosto de 2012, definitivamente no fue un hecho fortuito. La tendencia creciente de paradas no programadas, la extensión de paradas programadas en las refinerías y el recurrente aumento de la accidentalidad en todas las instalaciones industriales de PDVSA, son sin duda alguna consecuencia directa de la decisión de haber despedido en el año 2003 más de 20 mil trabajadores, que desprofesionalizó sus cuadros gerenciales y técnicos, y de convertir posteriormente a PDVSA en un brazo ejecutor de múltiples actividades ajenas al negocio petrolero. Para superar la crisis de esta corporación, se requiere retomar el modelo de una empresa eficiente, productiva y orientada a la mejora continua de su gestión, concentrada en el negocio de los hidrocarburos, que fue la razón de ser Petróleos de Venezuela, S.A. y la caracterizó   en sus primeros veinticinco años.

Ante la ausencia de respuestas y el desconocimiento de esta situación por parte de PDVSA, del Ejecutivo y de los poderes públicos responsables de la fiscalización y de la defensa de los trabajadores y las comunidades circundantes a los centros petroleros, solicitamos a la Comisión de Energía y Petróleo de la Asamblea Nacional y a la Fiscalía General de la República, acometer las medidas inherentes a sus funciones de contraloría y ejercer las acciones necesarias para que se responda, tal como lo establece la Ley y sus Normas Internas, por el grave accidente  ocurrido en la Refinería de Amuay el 24 de agosto de 2012 y en particular se adopten las medidas requeridas para evitar que vuelvan a ocurrir  tragedias similares.

 

Las Juntas Directivas del Centro de Orientación en Energía (COENER), de la Sociedad Venezolana de Ingenieros de Petróleo, de la Asociación Civil Gente del Petróleo y del sindicato UNAPETROL.

Caracas, 25 de Agosto de 2016

__._,_.___

__,_._,___

 

domingo, 14 de agosto de 2016

ONU retira voz y voto a Venezuela en Consejo de DD.HH.

 

 

 

 

 


ONU retira voz y voto a Venezuela en Consejo de DD.HH.

Fuente: Crónica Uno
12 agosto, 2016 a las 17:08

El Subcomité de Acreditaciones de la Alianza Global de Instituciones Nacionales de Derechos Humanos, recomendó quitarle a la Defensoría del Pueblo de Venezuela la categoría "A" de la que venía gozando desde su creación.

Defensor del Pueblo -Venezuela
Por no cuestionar la salida de Venezuela de la CIDH, y por no presionar para lograr la liberación de los presos políticos, el Defensor del Pueblo de Venezuela fue reprobado por la ONU (Noticia Al Día)

La Defensoría del Pueblo de Venezuela fue degradada a categoría "B" por parte de la Organización de Naciones Unidas (ONU). El organismo considera que dicho despacho no está preparado para hablar con contundencia en la promoción y respeto de los derechos humanos.

El Subcomité de Acreditaciones de la Alianza Global de Instituciones Nacionales de Derechos Humanos, recomendó quitarle a la Defensoría del Pueblo de Venezuela la categoría "A" de la que venía gozando desde su creación en el 2.000 y degradarla a la "B", por lo que ya no podría participar en las reuniones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU ni en los distintos comités y grupos de trabajo de la instancia mundial.

•Lea Más: Amnistía denuncia histórica violación de DD.HH. en Venezuela.

•Lea Más: Decepciona a ONU fallo del Supremo venezolano contra Ley de Amnistía.

En mayo de 2015 la instancia internacional le dio al Defensor venezolano, Tarek William Saab, un año para "demostrar" que era "independiente" del Gobierno y que estaba preparado para "hablar alto y claro en relación con las principales cuestiones de Derechos Humanos".

Sin embargo, en doce meses Saab no cuestionó el retiro de Venezuela de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), no promovió la liberación de los presos políticos y no se manifestó en contra de las deportaciones masivas de colombianos; lo que llevó a la instancia evaluadora a concluir que la Defensoría no es más que un apéndice del Ejecutivo.

Basándose en los casos mencionados, y en toda la información que ha recibido, el Subcomité es de la opinión de que la Defensoría del Pueblo no está preparada para hablar con contundencia y promover el respeto de los derechos humanos en respuesta a Informe del Subcomité de Acreditación de GANHRI – Mayo de 2016 61 denuncias creíbles de graves abusos de los derechos humanos cometidos por las autoridades gubernamentales. Esa inacción demuestra una falta de independencia. Por consiguiente, el Subcomité es de la opinión de que la Defensoría del Pueblo no está funcionando en pleno cumplimiento de los Principios de París; concluye el informe.

A pesar de esta decisión, Saab podrá participar en el II Examen Periódico Universal de Derechos Humanos (EPU), al que será sometida Venezuela en octubre próximo en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU; por cuanto la decisión de reprobarlo definitivamente se tomará días después en una reunión en Berlín (Alemania).

Fuente: Crónica Uno

Enviado desde mi Windows Phone

--

.

http://geo.yahoo.com/serv?s=97490463/grpId=22886415/grpspId=1660396347/msgId=64223/stime=1471179099
http://y.analytics.yahoo.com/fpc.pl?ywarid=515FB27823A7407E&a=10001310322279&js=no&resp=img

__,_._,___

 

Para recordar. Caritas y la crisis humanitaria

 

Para recordar. Caritas y la crisis humanitaria

 

Hospitals run out of supplies in Venezuela

By Caritas Internationalis

Friday, Caritas Venezuela received a request that is becoming all too familiar: people and hospitals in need of basic medical supplies in order to perform routine medical procedures. Staples such as bandages and medications, even distilled water for the nebulizers used in asthma treatment, have become almost impossible to source. On Friday it was the public hospital that was all out of IV drips. Fortunately Caritas had some in stock.

"For lack of something as simple as an IV bag, people can die," said Caritas Venezuela Director Janeth Márquez. "The pharmaceutical chamber says that there is currently a 90 percent shortfall of medications because there is a shortage of raw materials. If before 100 people a month came asking for medical help, that is now multiplied by 100. People are coming to us for help with diabetes, cholesterol and high blood pressure."

Oil accounts for 95 percent of Venezuela's export earnings and rock bottom oil prices have hit the Latin American nation hard. The International Monetary Fund estimates that the economy contracted by 10 percent and that runaway inflation currently at 275 percent is expected to reach 720 percent by the end of the year.

Widespread drought further compounds matters. Precariously low water tables are straining the electrical grid that runs primarily on hydroelectric power. Stringent energy saving measures have gone into effect including an official two-day workweek for public servants. Mandatory blackouts throughout the country cripple commerce on a daily basis.

For Venezuela's poor that means they are caught between a supply shortage and skyrocketing prices for what can be found on the market. "There are some medications where maybe we used to get two requests and now we get 1,000," said Márquez.

When the crisis first hit and stocks began to dry up Caritas Venezuela relied on the goodwill of people to donate any excess medications they had on hand. That medicine was redistributed to those in need, but chronic illness requires continuous care and the stock of basic medicines for things such as seizures, cholesterol, and high blood pressure have run dry.

Without a functioning healthcare system to help stave off the spread of disease it falls to organisations like Caritas to pick up the slack. Vector-borne diseases such as malaria, chikungunya and Zika are on the rise. It's estimated that Venezuela may have as many as 500,000 Zika cases, a number that is expected to rise without the necessary health infrastructure in place to help stop its spread.

Proper hygiene becomes a crucial safeguard to public health. Caritas has introduced handmade water filters to help families access safe water for their daily use. The technology, borrowed from fellow Caritas organisations in Africa, helps keep families healthy at a time when people could die from otherwise preventable diseases.

Malnutrition is also on the rise. Caritas recently had to reopen soup kitchens for malnourished children. Over a decade ago malnourishment was at an all-time low, making the feeding centre obsolete. Rising food costs coupled with severe food shortages are causing families to take extreme coping measures in order to survive.

"It takes more than 10 times the minimum wage to purchase the basic bread basket," said Márquez. "Children are fainting from hunger at school. Absenteeism is on the rise. Teachers say that their children are distracted. Out of 40 students 20 don't attend because they have no food."

"What's the most painful is that we once had food banks filled with stock, and now I can say we have nothing," says Márquez. "Not even 10 kilos to give people. Up until now we've relied on the tremendous generosity of people. They can wait in line anywhere from 12 to 24 hours to receive 2 kilos of rice or flour. Even within this shortage people would bring items to the Church. This month, however, we've received practically nothing."

Local factories, once generous donors to the Church's food pantry, are being forced to close down operations. The Coca-Cola Company recently shut down manufacturing of its signature drink due to a sugar shortage, and Polar, the local brewery, had to close down four plants because of lack of barley— a move that cost 10,000 their jobs and affected up to 300,000 people.

With many Venezuelans eliminating meals from their day Caritas has devised a book of recipes with suggestions of how Venezuelans can stretch their pantries and nourish their families in times of crisis. In the meantime the Church is working to persuade the government to open a humanitarian corridor in order to allow entry of food and medical supplies— a request that has been stalled by the shortened workweek of government officials.

A generation of Venezuelan children is growing up without proper healthcare or nutrition. The first 1,000 days of life from the womb to the age of 2 are critical in their development and a person's long-term success. "Their quality of life is suffering," said Márquez of Venezuelan children. "This will have repercussions on the future of our country. This is a crisis whose consequence we will also pay in the future."

"As Caritas we have one message," says Márquez. "We work with everyone whether they are atheist, Catholic, Chavezitas or members of the opposition. We open our doors as we are called to do so as the Church."

 

__._,_.___

 

viernes, 12 de agosto de 2016

Dos documentos sobre la trágica situación venezolana - Articulo de Gustavo Coronel en su Blog

 

 

 

FAVOR  DIFUNDIR  MASIVAMENTE​ !

DOS DOCUMENTOS SOBRE LA TRÁGICA SITUACIÓN VENEZOLANA

 

https://2.bp.blogspot.com/-eSZOzGUD4UA/V65kORnuMMI/AAAAAAAAWbQ/ge6b1tw0YgAIfOnVgXpQSLJbFwVrGDGGQCLcB/s1600/download%2B%25282%2529.jpg

 

Acaban de darse a conocer dos documentos sobre la situación venezolana que vale la pena comentar: uno se titula: Necesidad de un Acuerdo Nacional para el progreso y la paz de Venezuela", suscrito por organizaciones muy respetables como IFEDEC, Conindustrias, Fedecámaras, Consecomercio, Venezuela positiva y otras, verlo enhttp://lavenezuelaquequeremostodos.org/site/index.php/noticias/noticias/item/18-necesidad-de-un-acuerdo-nacional-para-el-progreso-y-la-paz-de-venezuela.html. El otro es una Proclama del partido Vanguardia Popular llamando a un Frente Nacional contra la Opresión, verlo en:  http://tururutururu.com/?p=31013

Estos dos documentos ilustran mucho de lo que es bueno y de lo que es malo en la idiosincrasia  venezolana y de las razones por las cuales estamos donde y como estamos. Ambos documentos son suscritos por miembros de la oposición venezolana pero sus contenidos difieren significativamente en lenguaje e intención.   

El primero de los dos documentos: Necesidad de un …. es excesivamente largo y detallado, escrito en el idioma aséptico, neutro, ambiguo usualmente utilizado por nuestras organizaciones empresariales de todas las épocas, un lenguaje pródigo en frases hechas, perogrulladas, de párrafos altisonantes que repiten de manera incesante un diagnóstico harto conocido, sin ofrecer un plan de acción. Al mismo tiempo, guarda silencio sobre los trágicos abusos políticos, de corrupción y degeneración ética que caracterizan al régimen en el poder.

El documento nos dice:

 "U@hotmail.com>n Gran Acuerdo Político: Imperiosa necesidad de la Convivencia Política.

Todo lo dicho en este documento luce idílico y superfluo sin plantearse seriamente la necesidad de lograr un acuerdo que sustituya la práctica de la exclusión política por un sistema institucionalizado donde convivan las distintas doctrinas e ideologías. Para ello, es indispensable identificar las causas que generan en el tiempo la falta de acuerdos políticos, económicos y sociales, que impiden lograr objetivos en materias de libertad e igualdad. La experiencia histórica nos dice que las prácticas de exclusión política que se inician y se mantienen desde el siglo XIX hasta hoy no han servido para resolver los grandes problemas de nuestro país y que, por el contrario, los han ido agravando.

La proclama por un acuerdo de este tipo de gran profundidad y gran aliento luce una herramienta indispensable para tomar la senda de la paz, de la prosperidad y de una auténtica democracia. Por todo ello, si es verdad que Venezuela y los venezolanos deben estar por encima de todo entonces ¡todos! debemos asumir la gran tarea de convivencia política, de progreso económico, de nivelación social y de erradicación para siempre de la pobreza en Venezuela". 

 

También dice el documento:

"** El convencimiento del mundo político, en especial de los partidos políticos, de que es su responsabilidad crear un entorno de concordia política para coordinar la política económica y la política social.

 

Como podrá verse, el documento no establece responsabilidades por la tragedia venezolana actual y atribuye la crisis venezolana a un hábito histórico de "exclusión política", sin mencionar las razones concretas de lo que nos está sucediendo y a quienes son los responsables de la tragedia. En la práctica, el documento absuelve al régimen que nos ha acogotado durante los últimos 17 años y simplemente pide "crear un entorno de concordia política", la cual es imposible crear con la pandilla de bandidos que maneja el país. La corriente de opinión reflejada en este documento promueve un borrón y cuenta nueva en aras de una solución "rápida" a la crisis venezolana. Esto es inaceptable para miles, millones de víctimas de este régimen. 

El documento se extiende en consideraciones que tendrían más que ver con un programa futuro de gobierno que en la necesidad de darle urgentemente un radical cambio a la situación política venezolana. Dice que debe promoverse:

"una plataforma económica consistente con aquella que implica rescatar las vocaciones ya experimentadas por Venezuela. Entre ellas:

** El turismo: el litoral central e insular y todo el país.

** La alimentación: la región andina y del sur del Lago de Maracaibo, la zona aledaña y cercana a Caracas,

** Los graneros: Portuguesa, Guárico, Barinas...

** El café y el cacao: Litoral Central, Barlovento, Península de Paria, Zona Andina

** La pesca: Península de Paria (Carúpano)

** Energía, la metalurgia y la cadena forestal: Guayana

** El petróleo: Zulia, Monagas, Anzoátegui

** La industria ligera: zonas actuales (Centro costera)

 

Esta es una enumeración que repite la receta de las organizaciones empresariales de los últimos 50 años. No es que sea mala sino que es de Perogrullo y no tiene cabida en un documento que debería enfrentar con decisión la trágica situación actual de nuestro país. Esta lista, que no dice nada nuevo ni posible a corto plazo puede formar parte de un programa de un  gobierno democrático pero ciertamente no debería ser solamente enunciativo sino mucho más preciso sobre el cómohacerlo, que es lo que siempre falta en este tipo de documentos.  

La gravedad del momento venezolano requería un documento diferente y nos exige un profundo examen de conciencia. Estamos frente a un régimen forajido que ha conducido al país a la ruina. Hay 250.000 venezolanos víctimas de la violencia por la cual el régimen es responsable, ha habido un despilfarro y saqueo inmenso del dinero de la Nación, hay hambre, mengua hospitalaria, miseria. El documento que he leído no refleja esta tragedia y termina exhortando, esperando, deseando. Es débil, muy débil. Y en la Venezuela de hoy la debilidad en el planteamiento frente a la tiranía es equivalente a complicidad. 

En Venezuela no existe una simple diferencia de opinión sobre como gobernar, por lo cual este tipo de exhortación está fuera de lugar. Existe una batalla, queramos o no, entre la democracia y la tiranía. En esa batalla la constelación de organizaciones venezolanas que firma el documento pasa agachada y ello es decepcionante.

 

Por su parte el documento de Vanguardia Popular dice:

"La salida del gobierno es urgente, requiere de la Unidad de todos los sectores democráticos y debe ser pacífica, democrática, popular y constitucional. Creemos en la calle y en el voto como métodos de transformación de cambio, porque entendemos que no estamos en democracia, solo así podremos elegir y podemos hacer respetar nuestros derechos. Por ello, asumimos el compromiso de convocar y activar a un gran Movimiento de Lucha Cívica Nacional, bajo los principios de la lucha no violenta y la resistencia civil logre el Revocatorio en el año 2016 y la convocatoria del Poder Constituyente para reconstruir a Venezuela.

Y agrega:

"asumimos el compromiso de organizar y convocar un gran proceso de desobediencia civil nacional que no descansará hasta lograr la libertad de toda Venezuela. Si nos impiden realizar las elecciones, todo el pueblo deberá organizarse de forma masiva, simultanea, indetenible con disciplina cívica y no violenta en una gran movilización nacional en la que millones de venezolanos tengan la decisión de permanecer en las calles hasta que logremos restituir la democracia en nuestro país".

 

Este es el documento con el cual personalmente me identifico. Habla de ponerse de pie, no permanecer arrodillados. No habla de exhortar, desear, lo que el régimen miserable de Maduro/Chávez no dará jamás al pueblo: honestidad, transparencia, responsabilidad, tolerancia a la disidencia, rectificación de errores y justicia contra la corrupción. Habla de resistencia activa hasta que este régimen se vaya,  

 

Yo no logro comprender como las organizaciones respetables que se adhieren al primer documento hayan podido suscribirlo con ligereza, sin pensar que estaban, para todo efecto práctico, oxigenando al régimen al atribuirle a la historia pasada y a toda la sociedad venezolana la responsabilidad por la tragedia venezolana. El silencio de ese documento frente a los abusos y crímenes del régimen durante estos últimos 17 años es sencillamente inexplicable.

 

Todavía tengo fe en la fuerza redentora del pueblo venezolano. Esa fuerza redentora no puede expresarse en lenguajes melosos, ambiguos y de excesiva cautela. Debe expresarse en un lenguaje franco y directo, el cual se enfrente a un régimen que ha arruinado al país.

 

No puede haber negociación ni entregas. Venezuela debe ponerse de pie y ser el país que puede y debe ser.

 

  

 

 

 

 

__._,_.___

 

El Pasado es Culpable de la Crisis Venezolana por J. Chaffardet --- A propósito de llamadoc "Acuerdo Nacional para el progreso y la paz de Venezuela"

 

 

 

PARA MIS AMIGOS

El Pasado es Culpable de la Crisis Venezolana

(Ni Chávez ni Maduro culpables)

Por Joaquín Chaffardet

 

Hoy aparece en la prensa nacional el texto de un documento titulado "Necesidad de un Acuerdo Nacional para el progreso y la paz de Venezuela" acotado con el siguiente texto al pie de su primera página: *Documento global que tiene respaldo con mayor detalle en las elaboraciones realizadas por las instituciones y centros de estudios que han participado en las reuniones. (Ver Anexo)  

 

En su primer párrafo se le ven las costuras a la orientación del documento. Al referirse a la crisis que vive el país le advierte y  aclara con firmeza al lector que "Esta crisis no es nueva: se origina en el modelo económico, social y político que ha dominado la Venezuela contemporánea y que se ha exacerbado en los últimos años, encontrándonos ahora en un punto de inflexión histórico." Según los autores la tragedia de Venezuela de hoy, después de 17 años de dictadura chavista, se produce porque se ha exacerbado "el modelo político, económico y social que ha dominado la Venezuela contemporánea". Es decir, la hambruna que afecta a decenas de millones de venezolanos, la ausencia del 95% de los alimentos  de la canasta básica, la desaparición de las medicinas, la insuficiencia y deficiencias de los servicios de electricidad y agua, la destrucción del aparato productivo, el asalto masivo al tesoro público, la quiebra de PDVSA se deben a una "exacerbación" del modelo de la Venezuela contemporánea. Vaya lenguaje sibilino, que quiere decir lenguaje oscuro, impreciso. ¿Qué período abarca la Venezuela Contemporánea? ¿Qué modelo económico tenía? ¿Sigue el régimen chavista aplicando ese modelo? ¿En qué consiste la "exacerbación"?

 

Una simple lectura de esta proposición pone en evidencia que no es otra cosa que uno más entre centenares que han sido sugeridas anteriormente. Carece, intencionalmente, de un diagnóstico objetivo de la realidad política venezolana. El documento es una colección de lugares comunes, los más comunes, del lenguaje politiquero venezolano. Slogans vacíos de contenido y de factibilidad no razonada. La falta de sustento de esta propuesta queda al descubierto cuando, después de haber leído todo el mamotreto, llega al penúltimo párrafo  (Página 8) donde se lee que para lograr el acuerdo nacional propuesto : "…es indispensable identificar las causas que generan en el tiempo la falta de acuerdos políticos, económicos y sociales, que impiden lograr objetivos en materias de libertad e igualdad…" es decir todavía los autores no conocen, o se hacen los pendejos, las causas que general la falta de acuerdos!!! Y me pregunto ¿en qué país viven estos sabios?

 

Y apara no mencionar las causas que dicen desconocer le tiran es salvavidas a la dictadura: "…La experiencia histórica nos dice que las prácticas de exclusión política que se inician y se mantienen desde el siglo XIX hasta hoy no han servido para resolver los grandes problemas de nuestro país y que, por el contrario, los han ido agravando…" Es decir, la intolerancia, el abuso, la represión, la persecución política, la exclusión no son responsabilidad de la dictadura: son prácticas que se inician y mantienen en Venezuela desde el siglo XIX. Vaya, vaya!!!

 

Para los autores el único problema que hay en Venezuela es el económico e instan a los venezolanos a sumarse a esa posición. Mencionan marginalmente la inseguridad (Página 1)

 

Para los redactores no existen, y en consecuencia no constituyen un problema, los presos y exiliados políticos, ni los juicios amañados. Ni la brutal represión de la que hace uso el régimen en contra de las manifestaciones de la disidencia o de simples ciudadanos que reclaman servicios públicos, ni los centenares de muertes que ella ha producido, existen para los autores del documento. Peor aún las palabras "represión", "muertes·, "presos", "exiliados" no aparecen en ese documento. Tampoco hay referencia alguna a las torturas a que han sido sometidos estudiantes y presos políticos encarcelados por la dictadura. La  palabra "tortura" parece prohibida en el documento, pero está presente en la mente de todos los venezolanos demócratas.

 

Tampoco es un problema la ruptura de hilo constitucional por parte del Ejecutivo y los poderes judicial, ciudadano y electoral, todos sometidos a la voluntad del dictador y el partido del gobierno. Para los redactores el derrumbe institucional de la Nación no existe o son conchas de ajo. Para los redactores tampoco existe el desconocimiento de la Asamblea Nacional, representación del pueblo y las entidades federales, por parte de los otros poderes públicos. Por supuesto, tampoco la actividad inconstitucional del TSJ, constituido ilegalmente y convertido en poder legislativo con poder de veto sobre la A.N. no parece tener la menor importancia.

 

Los redactores se hacen de la "vista gorda" frente a los atropellos a la libertad de expresión y al derecho a la información, ambos garantizados en el texto de la "mejor constitución del mundo" y para otros "el modelo a seguir". Probablemente los redactores ignoran que existe una cosa que llaman Corporación Maneiro, que haciendo uso de un monopolio de la importación y venta de papel periódico, decide que diarios sobreviven y a cuales estrangula negándole el imprescindible insumo, según las órdenes de la dictadura.

 

Tampoco hace referencia el citado documento a la grosera politización de las fuerzas armadas, convertidas en el brazo armado y asesino del régimen. Ni con el pétalo de una rosa a la creciente militarización del Estado. Tampoco hay referencia alguna a la participación activa de efectivos de las fuerzas armadas en el narcotráfico y en numerosos actos de corrupción. De hecho, la palabra "narcotráfico" o la expresión "tráfico de drogas" no aparecen en el documento.

 

La corrupción no existe como factor importante en la situación de crisis que vive  la Nación. Es más la palabra "corrupción" no está ni una vez en el texto del documento.

             

              En la primera página del documento se lee lo siguiente:

"El fondo del problema radica, más allá de las ideologías y de la coyuntura, en que nuestra estructura político-económico-social se ha asentado, en los últimos cincuenta (50) años, sobre un modelo hiperpresidencialista, centralista, estatista, partidocrático, rentista, fiscalista, monoproductor y socialmente dualista, inequitativo e insolidario, todo lo cual dificulta enormemente la configuración de una sociedad democrática y una economía moderna bien posicionada en el mundo." (Página 1)

 

En otras palabras, para los autores la actual crisis es producto de los "últimos cincuenta (50)  años", lo que es una manera sibilina de decir que no es producto de las acciones erráticas e irresponsables de Hugo Chávez y Nicolás Maduro. No, igualmente culpables del desastre nacional son Larrazabal, Sanabria, Betancourt, Leoni, Caldera, Pérez, Herrera Campins, Luisinchi y Velásquez. Pareciera que se trata de diluir, endulzar la responsabilidad ÚNICA de la dictadura chavista en el desastre y el caos en que vive Venezuela.

Para los autores, la configuración de una sociedad democrática no es impedida por un gobierno antidemocrático y totalitario, sino que es impedida por toda una serie de factores, que cualquiera podría citar también como causa de la expansión del Zika o la resurrección del paludismo o la salida al mercado de Pokemon Go.

 

Al referirse a "la actual coyuntura" - no al "presente desastre" -  dicen los autores que "…se combinan factores y circunstancias de carácter político (conflictividad política, imposición del socialismo)…" como si fuesen dos hechos distintos. No se atreven los autores a decir que la conflictividad política es la consecuencia y que la causa es el totalitarismo del régimen y su accionar violento e inconstitucional, hoy más que nunca evidentes a los ojos de los venezolanos y del mundo. Accionar violento que tiene como finalidad sembrar el miedo, la desesperanza y la sumisión en población, que es un elemento fundamental para la pretendida "imposición del socialismo" y que por supuesto encuentran resistencia en los diferentes estratos y organizaciones de la sociedad. Pero nuevamente se impone el leguaje sibilino, cuya oscuridad luce claramente intencional. Están más allá del bien y del mal. Venezolanos "impolutos", "cuerdos", "moderados" y yo diría taimados. Es la oposición que una vez Hugo Chávez ensalzó y personificó en el ex copeyano Eduardo Fernández.

 

En el mismo párrafo, leemos  que "…en la actual coyuntura se combinan factores y circunstancias de carácter …omissis… económico (déficit muy agudo de ingresos petroleros y destrucción de la estructura de producción)…" atribuir la situación venezolana en la actual coyuntura a "un déficit muy agudo de los ingresos petroleros…" es irreal, es falso, mentiroso. Es uno de los argumentos de la dictadura para justificar el desastre de hoy. En el pasado las bajas de los precios del petróleo han causado una disminución sustancial del ingreso petrolero y nunca, jamás, se había producido un desastre ni ningún hecho remotamente similar al que vive la Nación  y que el Secretario General de las Naciones Unidas acaba de calificar de "crisis humanitaria". Venezuela es el único país petrolero que vive semejante situación, que es consecuencia de la ignorancia, la consecuente mala administración, del despilfarro de los ingresos petroleros en época de "vacas gordas" en la política de la "petrochequera" para difundir la Robolución en el mundo y salvar a la humanidad y el planeta...y de paso hacer algunos negocitos jugosos.

 

A propósito de los negocitos jugosos, en el documento se omite un factor de importancia fundamental como causa de la crisis: la Corrupción desbocada y galopante de un chavismo y una boliburguesía voraces e insaciables: el asalto masivo y de colosales dimensiones a PDVSA y al tesoro público que no tiene antecedentes en la historia de ningún país  Latinoamericano. Centenares de miles de millones de dólares robados descaradamente con el apoyo y la complicidad de la nomenclatura del régimen, incluidos como cómplices y beneficiarios Hugo Chávez y Nicolás Maduro.    

 

             Para resumir, este documento es solamente eso, uno más y de los más irrelevantes y apartados de la realidad. Sin que sea una acusación, le tira tantos salvavidas a la dictadura que pareciera salido de Miraflores. 

        

JOAQUIN F. CHAFFARDET

jchaffardet@gmail.com

@jchfaffardet

 

 

miércoles, 10 de agosto de 2016

Condición del agua en Caracas empeora por desinversión

 

 

 

 

 

Condición del agua en Caracas empeora por desinversión

El abandono de La Mariposa ha ido acentuándose en los últimos años | William Dumont

El abandono de La Mariposa ha ido acentuándose en los últimos años | William Dumont

El ingeniero Germán Benedetti, especializado en materia hidrológica, aseguró que la capital padece la misma deficiencia en la calidad del agua que Carabobo y Cojedes, y dijo que el gobierno debe construir más plantas de tratamiento de aguas residuales

EL NACIONAL

La condición de las hidrológicas del país se ha agravado, y aún más en la región capital por el desmantelamiento de la planta de tratamiento de La Mariposa. "Ha sido desvalijada totalmente, no hay vigilancia. Es tan grave, que varias veces se han encontrado hasta personas muertas entre los estanques de esta planta", denunció el ingeniero Germán Benedetti, especializado en materia hidrológica.

"Caracas está sufriendo hoy los mismos problemas de la calidad del agua que en los estados Carabobo y Cojedes", aseguró.

A juicio del experto de Carabobo, a pesar de que en la Constitución se establece la descentralización y participación ciudadana como política nacional, para garantizar la inclusión de todos los factores de la sociedad en la toma de decisiones, esto no se cumple con respecto a la planificación del agua. "Debe haber más participación de diferentes instituciones nacionales, como universidades y gremios profesionales que garanticen no solo un confiable y adecuado abastecimiento de agua, sino su calidad, cuya responsabilidad recae directamente en el Estado".

Benedetti, quien desde el año 2009 ha denunciado las deficiencias en el tratamiento del agua, específicamente en el estado Carabobo, planteó la necesidad de aplicar un mayor control en el desarrollo de infraestructura, el cual debe empezar por el gobierno nacional.  "Tiene que haber métodos de control para que los recursos que vayan destinados a una obra  se hagan en la calidad y en el tiempo adecuados", afirmó.

Sin embargo, la eficiencia no es el único factor que considera necesario para la optimización en la prestación del servicio, cuya desatención ha llevado a lo que tildó de "racionamientos forzosos", como los que han padecido los habitantes de Caracas de forma sostenida en los últimos 17 años. "Se han debido construir más plantas de tratamiento de aguas residuales", afirmó.

El ingeniero denunció que el deterioro en todo el sistema de distribución de agua es por, en gran medida -aparte de la falta de contraloría y verificación- una presunta malversación de los fondos que debieron ser utilizados en el reacondicionamiento y construcción de infraestructura hidrológica. "Los recursos se dieron, pero se utilizaron para otras actividades", dijo.

 

__._,_.___