martes, 21 de septiembre de 2010

Doce crímenes del chavismo contra PDVSA.

Doce crímenes del chavismo contra PDVSA.

Doce crímenes del chavismo contra PDVSA.

Gustavo Coronel

Con el pito en la boca asesinó la empresa.

1. La diarrea de presidentes y directivas y el despido de 22.000 gerentes y técnicos. .
A la llegada de Chávez Luis Giusti dio paso a Roberto Mandini. Luego vinieron Ciavaldini, Lameda, Parra (qepd), Alí Rodríguez y Rafaél Ramírez. Siete presidentes y sus respectivas directivas en 11 años. Una empresa seria no se puede manejar así, sobretodo porque Ciavaldini, Parra, Rodríguez y Ramírez eran o son unos incompetentes. Por allí comenzó la debacle. Y continuó cuando, con un pito en la mano, el hampón mayor procedió a descuartizar la empresa, reemplazando a 22000 empleados capaces con los 100.000 reposeros que tiene ahora.


2. El nombramiento de Ramírez como ministro y presidente de PDVSA.
Eso fue un disparate gerencial, solo explicable por el deseo de Chávez de controlar politicamente a PDVSA. Ramírez ha sido su propio jefe! Nadie se puede supervisar a si mismo. Ello ha dado origen a una gran corrupción. Ramírez, el ministro, le entrega una buena parte del dinero que ingresa a PDVSA directamente a Chávez, sin que este traspaso obedezca los mecanismos establecidos por la ley.


3. La transformación de PDVSA de empresa petrolera a empresa importadora y distribuidora de comida, frecuentemente podrida.
Esta aberración ha producido uno de los crímenes más horrorosos cometidos contra el pueblo venezolano, el de los 180 millones de kilogramos de comida podrida, culpa de Chávez, de Ramírez y de su pandilla, un crimen impune. Los culpables son conocidos por nombre y apellido pero solo uno de ellos está preso. Esa comida fue traída ya podrida o semi-podrida para que la pandilla de PDVAL y Bariven se hiciera rica.


4. La contratación con empresas fantasmas, y a tasas infladas, de gabarras de perforación costa afuera.
Este es el caso de la gabarra hundida ABAN PEARL, el cual hemos denunciado en repetidas ocasiones sin que nadie en el régimen se ocupe de prestarle atención, lo cual conlleva complicidad. Este también puede ser el caso de una gabarra previamente contratada a una empresa que acaba de quebrar, la llamada NEPTUNE DISCOVERER. Este puede ser el caso de la nueva gabarra llamada SONGA SATURNO, contratada a otra empresa intermediaria. Este negocio de las gabarras hiede horiblemente y tiene que ser investigado a fondo, porque hay millones de dólares de la nación que podrían haber sido robados. Emplazo a Ramírez, a Alfredo Toro Hardy, embajador de Chávez en Singapore, y a Clodosbaldo Russián y Luisa Ortega Díaz para que digan lo que saben.


5. El fraude de las certificaciones de reservas “probadas” en la Faja del Orinoco y la entrega a China de una porción de la faja, a cambio de un dinero para Chávez.
La Faja del Orinoco ha sido objeto de una verdadera piñata, en la cual empresas cubanas, iraníes, vietnamitas, chinas, rusas, españolas, etc, han sido “invitadas a certificar” reservas en la faja. Muchas de estas empresas no poseen las credenciales técnicas, gerenciales o los recursos financieros necesarios para llevar a cabo esta actividad de manera fehaciente. Lo que están haciendo es un fraude técnico, el cual se comete con fines políticos, para hacer aparecer a Venezuela como dueña de las mayores reservas petroleras del mundo. En base a este fraude le han pedido $20.000 millones a China y han hipotecado ya una buena parte de la faja a los chinos y a otros países de ideología extremista. Este dinero va para el uso de Chávez, sin rendición de cuentas. Eso es un crimen por el cual tendrán que pagar.


6. La ausencia de suficiente inversión y de mantenimiento adecuado, lo cual se ha reflejado en el colapso de la producción venezolana de petróleo y gas.
Nadie sabe cuanto petróleo produce Venezuela hoy en dia pero no es lo que dice el régimen (3.1 millones de barriles al dia) sino más cerca de lo que dice la OPEP (2.3 millones de barriles al día). La cifra de la OPEP es más creíble porque si produjeramos lo que dicen Chávez y Ramírez no tendríamos que importar gas de Colombia. Es tan sencillo como eso. PDVSA se ha derrumbado en su capacidad productora debido a la incompetencia de su gerencia y de sus técnicos y de la obsesión por absorber empresas contratistas y empleados. Hoy tiene 100.000 empleados y produce lo mismo que hace 12 años.


7. La entrega de unos 400000 barriles diarios de petróleo a clientes que no le pagan o que le pagan en cambures, caraotas negras o guardaespaldas.
Chávez le envia una gran cantidad de petróleo a Cuba (100.000 barriles diarios), los países del Caribe (unos 250.000 barriles diarios) y a países de Centro y Sur América (unos 60.000 barriles diarios) a cambio de guardaespaldas, caraotas negras, cambures y otras bolserías. Este es un gran crimen contra la nación y representa unos $3000-4000 millones de pérdidas al año para nuestro país. Este despilfarro es llevado a cabo contra el deseo de millones de venezolanos y representa una sustracción indebida de riqueza venezolana para beneficiar a países extranjeros.


8. La venta de 700.000 barriles diarios de petróleo en el mercado doméstico a precios ridículos, unos $12 por barril, cuando el precio de exportación es de $70 el barril.
De todos los crímenes mencionados hasta ahora este es el único que ya era cometido
por gobiernos anteriores a Chávez pero que Chávez sigue cometiendo. La cobardía de
nuestros líderes políticos no ha permitido que los hidrocarburos dejen de regalarse en
el mercado interno.
9. La presencia de una corrupción sistémica en PDVSA.
En PDVSA se está robando a diestra y siniestra. Contratos dados a empresas de perforación fantasmas, denunciados hasta por el finado Luis Tascón y admitidos por el entonces vicepresidente de PDVSA Luis Vierma. Contratos dados a dedo a empresas de familiares de gerentes. Contratos a dedo para contratistas favorecidos. Todo ello está ampliamente documentado y permanece impune.
10. La contaminación extrema y criminal del Lago de Maracaibo.
En 2009 Chávez trató de apoderarse de los barcos que detectaban las fugas de tuberías en el fondo del lago y ello obligó a la suspensión de ese servicio. Ello ha causado una reciente proliferación de derrames en el lago, el cual ya está horriblemente contaminado, no solo por el petróleo sino por las descargas residenciales e industriales de las zonas circundantes. Esta es una tragedia ambiental que los incompetentes de PDVSA no han podido enfrentar y que hasta han llegado a negar.


11. El endeudamiento criminal de la empresa para darle dinero al dictador.
Hoy en día PDVSA ya tiene deudas por unos $30.000 millones más unos $10.000 millones que deberían pagarse en indemnizaciones por expropiaciones aún no pagadas. Se está endeudando para darle dinero a Chávez, no para enfrentar sus propios requerimientos de capital.

12. El despojo a los empleados jubilados.
Los empleados jubilados de PDVSA no saben que ha pasado con su fondo de pensiones. No se les permite acceso a las reuniones sobre estos fondos, no se les suministra información oportuna, muchos de ellos temen que los fondos ya hayan desaparecido, utilizados por la gerencia de PDVSA para otros fines.

Hay muchos más crímenes cometidos contra PDVSA y la nación por la pandilla que la maneja, pero empecemos por denunciar esta primera docena. Cualquiera de estos crímenes, po si solos, sería causa de castigo ejemplar para estos asesinos de la empresa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada